• Menú
Premios de la Fundacion Banco de Alimentos
Premios de la Fundacion Banco de Alimentos

Premios de la Fundacion Banco de Alimentos
Premios de la Fundacion Banco de Alimentos

Premios de la Fundacion Banco de Alimentos
Premios de la Fundacion Banco de Alimentos

Migasa, Andaluces Compartiendo y la Asociación Cristo Vive fueron los galardonados en el Acto Institucional del Banco de Alimentos de Sevilla 

La Fundación Banco de Alimentos de Sevilla (BAS) realizó anoche su Acto Institucional en la Fundación Valentín de Madariaga en el que como viene siendo habitual entregó sus Premios Fundación Banco de Alimentos de Sevilla. En esta edición los premiados han sido: Migasa, Andaluces Compartiendo y la Asociación Cristo Vive. 

El acto, conducido por el periodista D. Joaquín López Saez, director de Cope Sevilla, consiguió unir nuevamente a una representación del voluntariado que forma el BAS y  numerosas personalidades del panorama político y social de la ciudad. Entre los invitados destacaban Dña. Marta Bosquet Aznar, presidenta del Parlamento de Andalucía, D Jesús Lucrecio Fernández Delgado, delegado del Gobierno en Andalucía y D. Juan Manuel Flores, teniente alcalde Delegado de Bienestar Social, Empleo  y Planes Integrales de Transformación; junto con numerosas autoridades del panorama política local y autónoma. 

En esta edición, los Premios Fundación Banco de Alimentos de Sevilla se otorgaron a tres entidades muy ligadas al BAS que prestan su ayuda y colaboración en el desarrollo de su actividad diaria. Joaquín Moreno, fue el encargado de recibir el primero de los galardones, representando a la Asociación Cristo Vive. Él aprovechó su intervención para agradecer su galardón. 

Seguidamente, D. Miguel Gallego Jurado, presidente de Migasa, recogió el premio destinado a dicho grupo empresarial. Durante su discurso agradeció el reconocimiento y recordó las primeras colaboraciones con el Banco de Alimentos desde hace más de 20 años. 

El último de los premios, destinado a Andaluces Compartiendo, fue recogido por su presidenta Mar Diez, y delegada de la Fundación Cajasol en Cádiz, y Álvaro Guillén Benjumea, presidente de Landaluz ; que al igual que el resto de los premiados, agradeció el reconocimiento a la institución y se puso a disposición de la Fundación; resaltando los estrechos lazos de unión que existen entre estas dos entidades. 

Seguidamente, en este acto institucional del Banco de Alimentos, además de entregar los premios, se vivió un momento muy emotivo para todos los que forman la Fundación, ya que se realizó un reconocimiento a todas personas voluntarias mayores de 80 años que aún siguen trabajando día a día en la Fundación Banco de Alimentos. 

Durante el desarrollo del acto se pudieron conocer los principales datos y las líneas estratégicas del BAS de mano de su presidente Agustín Vidal – Aragón de Olives. También se escucharon numerosos agradecimientos y felicitaciones a la labor que realiza la Fundación por parte de los premiados e instituciones, coincidiendo todo en el mismo discurso: «el compromiso que tiene el Banco de Alimentos con la solidaridad en la provincia«. 

El acto finalizó con la intervención de las tres autoridades principales, miembros de la mesa, con un mensaje unificado por parte de las tres: resaltar el compromiso del Banco de Alimentos con la provincia de Sevilla y el valor de su voluntariado. 

El Banco de Alimentos de Sevilla, fundado en 1995, es una institución sin ánimo de lucro, cuyo objetivo principal es la recogida de alimentos, generalmente excedentarios o con fecha de caducidad próxima, que almacena en sus instalaciones para, posteriormente, proceder a su reparto a centros asistenciales. De esta forma, el BAS ayuda a paliar las necesidades de las personas más desfavorecidas de Sevilla y su provincia.

En el último ejercicio de 2018, el número de beneficiarios a los que ha atendido el Banco de Alimentos de Sevilla ha sido 56.374, entregando 6.778 toneladas de alimentos, a través de 391 organizaciones asociadas de reparto y consumo. Los datos confirman una mejoría que se inició en la segunda mitad de 2014, y que está permitiendo que puedan salir de una situación de exclusión social personas que habían llegado a ella como consecuencia de la crisis económica. 

A pesar de esta mejora, la actual coyuntura justifica que la presencia del BAS siga siendo primordial hoy día y su labor completamente necesaria. Una labor que no sería posible sin el esfuerzo y el trabajo desinteresado de más de 80 voluntarios permanentes y miles ocasionales y de las empresas y particulares que realizan donaciones económicas y de alimentos para ayudar a los más desfavorecidos. Ellos logran con su solidaridad alimentar a quienes más los necesitan.

Previous Next
Close
Test Caption
Test Description goes like this